lunes, 20 de julio de 2015

El Rincón del Aficionado: los libros de ajedrez




Es difícil que haya otro deporte más prolífico en la producción de material escrito que el ajedrez. Los libros sobre diferentes áreas y temáticas se cuentan por miles, llevando al caos al aficionado que intenta buscar la luz en esta jungla ajedrecística. De aperturas, de finales, de problemas, para entrenarse, recopilaciones de partidas, biografías, históricos, y así hasta un sinfín que hace realmente difícil saber que comprar, que leer y a que dedicar nuestro tiempo, seguramente, cada vez más escaso. 


Para empezar a poner orden en este universo habría que catalogar y ver los diferentes tipos de libros, ya que al final, no hay tantos como parece. 

  • Colecciones de partidas. Están pensados para hacernos disfrutar, aunque también nos sirven para aprender. En ellos el autor comenta una serie de partidas relevantes desde el punto de vista de la colección: recopilación de miniaturas, premios de belleza, partidas de un jugador, de un torneo, etc. Un buen ejemplo de este tipo es el libro Joyas del ajedrez moderno, del que ya hablamos en el post: “El Momento”.
  • Autoayuda ajedrecística. Suena raro, pero es lo que son. Están orientados a que mejoremos nuestro nivel de juego sin un profesor o entrenador. Las subcategorías dentro de esta categoría son casi infinitas: aperturas, medio juego, finales, entrenamiento, táctica, estrategia, etc, etc. Estoy seguro de que abarcan más de 90% de la producción ajedrecística y por supuesto son los libros a los que dedicamos la mayor parte de nuestro presupuesto y tiempo.
  • Históricos – Biográficos. Realmente son un tipo especializado del de colecciones de partidas complementando las mismas con algún hecho histórico, la evolución del ajedrez o la biografía de algún jugador importante. Un claro ejemplo de este tipo es la colección de “Mis Geniales Predecesores” de Garry Kasparov.
  • Aplicaciones del ajedrez. Son aquellos que extienden el ajedrez más allá de sus fronteras naturales buscando conexiones con diferentes ámbitos como: la educación, la empresa, las matemáticas o la vida. Claros exponentes de tipo son Jaque Mate de Miguel Illescas, Ajedrez y ciencia pasiones mezcladas de Leontxo Garcia o Como la vida imita el ajedrez de Garry Kasparov.

Llegados a este punto hay que pensar que queremos. Si lo que estamos buscando es disfrutar del ajedrez mi consejo es comprarse un buen libro, en papel, con un buen acabado para saborearlo con un buen tablero. Aquí es necesario apoyarse en buenos autores que hayan sabido separar el grano de la paja seleccionando una buena colección de partidas y la hayan comentado adecuadamente.


Pero si por el contrario buscamos mejorar nuestro nivel ajedrecístico  yo me olvidaría de los libros de papel. Hay que adaptarse a los nuevos formatos digitales. Y esto no implica tener el libro digitalizado en formato pdf o similar. Implica utilizar nuevos métodos para aprender como: bases de datos, módulos de análisis, videos, problemas de táctica y… libros, sí, pero en un formato en el cual se integre la lectura del mismo con un tablero y nos permita avanzar más rápidamente entre variantes y subvariantes.

Proveerse de una biblioteca de libros que extrañamente se utilizan y que requieren de una gran inversión en tiempo y dinero solo nos llevará a la frustración. Hay que adaptarse y replantearse el papel del libro en el mundo del ajedrez.


1 comentario:

  1. Siempre busco los libros de partidas magistrales con buenos comentarios; y a disfrutar sea.

    ResponderEliminar